Inês y Frida Kahlo

A Inês le gusta mucho la obra de Frida Kahlo. A mí no tanto. Valoro mucho su obra como espejo del sufrimiento que vivía por dentro pero no es un estilo artístico que me llegue a emocionar.ines.jpg

Cuando yo tenía unos 16 años, fui a una exposición que se hacía en la Casa Macaya de Barcelona sobre las vanguardias rusas. Allí vi una obra de Natalia Goncharova. No recuerdo cuál fue, he estado buscando por internet y no encuentro la información de las pinturas que se expusieron entonces. No sé qué cuadro fue, pero me estremecí delante de una de sus obras. Conectó conmigo en un momento de la vida que tenía que conocerla. También me pasó algo parecido en otra exposición delante de una pintura de Sonia Delaunay.

Soy de la opinión que a cada uno le llega el conocimiento en el momento necesario. Quizás si hubiera visto su pintura ahora, no me hubiera llamado tanto la atención (de hecho, las obras que he visto por internet no me han causado esa sensación inicial) ni me hubiera impactado tanto.

Inês, con sus 6 años recién cumplidos, ha conocido a Frida Kahlo, y conocer su obra la ha transformado y la ha convertido en una Inês diferente. No entiendo la educación de los niños lejos del conocimiento de las obras artísticas, ya sea en música, teatro o danza, pintura y escultura… Opino que pueden llegar a expresarse con mayor comodidad si entienden como se han expresado los otros.

Bravo por Frida Kahlo, por enseñar a tanto a tanta gente (si viajáis un poco por la web veréis lo de moda que está ahora, no tanto su obra, si no ella como personaje) y en especial a mi querida sobrina. Y bravo por Natalia Goncharova por hacer latir mi corazón más rápido a mis 16 años.

Si te apetece saber algo más sobre Natalia Goncharova, puedes pasar por aquí. Sobre Frida Kahlo no pongo enlaces, la red está repleta de información sobre ella y su obra para todos los gustos.

Anuncios

Flores, muchas flores.

Me peino. Pero igual se enreda. Se enreda y me enredo yo. Con desaires y resquemores. Con desamores y desconfianzas. Con los colores más grises de la paleta…
Con lo fácil que es suavizar los nudos y peinarse con las púas del nácar más fino, y aliviar el alma, que pesen menos los incordios que no nos dejan conciliar el sueño y que hacen que la cabeza pese mucho… A no ser que lleguen brisas que traigan flores. Flores, muchas flores.

hojas_laperroverde.jpg

Texto: Marta Escartín Martín (a la que el pelo se le enreda igual que se le enreda la vida, aunque siempre lo sabe desenmarañar)

Mi relación (de amor) con la física cuántica

No sé de qué manera ha llegado hasta mí el interés por la física cuántica. No sé cuál fue el primer artículo que leí. Lo que sí que sé es que despierta en mí un infinito interés, y lo despierta porque el hecho de no entender nada hace que mi curiosidad aumente (y mi curiosidad en algunos casos llega a ser insaciable).

atomo.jpg

R. P. Feynman dijo algo así como que si crees que has llegado a entender algo de física cuántica es que no has entendido nada. Vale. No entiendo nada.

Cuando empecé a leer artículos (saltándome la formulación, claro, que para mí eso es como leer en chino) el mundo que creía conocer se desmoronó. después de unos días llamé a mi padre, formado en ciencias y un enamorado de la electrónica, y me dijo que buscara sobre Plank. Y así hice.

Por ahora lo que más claro tengo es que puedo perder la cordura (mira tú si no): Que una partícula pueda estar en dos lugares al mismo tiempo; que si se observa un fotón se comporta como partícula y si no como onda (¿que mi observación puede determinar el comportamiento de ese fotón? perdona, ¿quéeeee?); que dos partículas cuánticas puedan estar ligadas aun estando años luz de distancia la una de la otra (teletransporte, ¿que quéee?); que los electrones puedan atravesar paredes; que un gato pueda estar vivo y muerto a la vez;… Y, para colmo, todo esto no es ciencia ficción si no que está corroborado científicamente y que, además, se está usando ya hoy en día en la tecnología digital, circuitos integrados, etc.

Pues eso, leo, leo y leo (literalmente porque tengo que releer más de una vez las locas leyes y teorías de la física cuántica y cuando no leo, en silencio, pienso, pienso y pienso sobre lo que me ha parecido entender sobre lo que he leído. Entonces es cuando encuentro a alguien al que pueda tener un poco de confianza (un saludo desde aquí, chicos, sois alucinantes, tenéis mucha paciencia conmigo) para explicarle un poco mis incursiones en ese mundo nuevo para mí y es el momento de ponerle palabras a los pensamientos que es cuando me doy cuenta que no he entendido nada de nada. Y eso me fascina. Por eso sigo leyendo, para intentar entender a veces lo inentendible.

Mi amor líquido

Ayer murió Zygmunt Bauman, uno de mis escritores de cabecera. Se habla mucho de su contribución para comprender la sociedad en la que vivimos y poca cosa más ya se puede decir. Sin embargo, uno de los aspectos de la obra de Bauman que más me interesan a nivel personal es la traslación de su teoría al plano específico de las emociones y de las relaciones amorosas.bauman_laperroverde.jpg

Nuestro interior no deja de ser un reflejo de la sociedad en la que vivimos. Hemos pasado de vivir en una sociedad en la que los vínculos son algo estable y sólido a una sociedad que comparte sus propiedades con los líquidos: fluye y se adapta a las superficies que lo contienen. Incluso es posible que compartamos con los líquidos la existencia de un punto de ebullición, en el que la furia y la violencia nos evapora.

Erich Fromm decía que a amar se aprende. Por lo tanto, si no es algo innato, viene en gran parte mediado por la cultura que nos envuelve. La cultura sería algo así como el continente de nuestro líquido contenido, y nos da forma. Y la cultura actual no promueve la estabilidad, en ningún plano, pues nuestra sociedad de consumo requiere de cambios constantes. Hemos pasado a cambiar, de manera rutinaria, elementos que antes eran más o menos estables, porque ahora todo es adquirible y susceptible de ser cambiado por otro producto más nuevo, mejor, más atractivo. Incluidas nuestras relaciones personales.

Como resultado, tristemente, el deseo se confunde con el amor, aunque no comparte su esencia. Y es que, como dijo Bauman, si el deseo quiere consumir, el amor quiere poseer. Mientras que la consecución del deseo coincide con la aniquilación de su objeto, el amor crece con la adquisición y se realiza a través de su durabilidad. Si el deseo se autodestruye, el amor se autoperpetúa.

Vale la pena reflexionar un poco más sobre ello…

Dzięki, Zygmunt

.

Pelirrojas salvajes

En la lotería genética, ser pelirrojo es altamente improbable, a no ser que seas escocés, claro. Desde pequeña, siempre me habría gustado ser pelirroja. Imagino que es algo cultural, pero tiendo a asociar a las mujeres pelirrojas con mujeres salvajes, independientes e inteligentes.

En mi familia hay dos tipos de pelirrojas, las que lo son de nacimiento y las que hemos tomado medidas activas para serlo, con mayor o menor éxito. En mi imaginario personal, el paradigma de la pelirrojicidad es mi tata Neus, pelirroja, pecosa y de ojos verdes claro. Ella personaliza a la perfección los trazos de personalidad pelirroja que he descrito antes, y personaliza también mi ideal de mujer: creativa, inteligente, preciosa, independiente, espiritual, aventurera y de corazón bueno.

neus_laperroverde

Hace poco fue su cumpleaños y, cosas de la vida, mientras ella estaba de viaje en Sudán yo estaba en su casa con mi familia pasando las vacaciones de navidad. Su casa es un claro reflejo, con todas sus obras de arte, sus libros, sus orquídeas y demás plantas, su espacio… Me he visto inmersa en su vida y me he sentido un poco ella. Incluso un poco pelirroja

Vivan las pelirrojas!

Quien quiera pasearse por el arte de mi tía: http://neusaller.blogspot.com.es/

Adopta, no compres

Se acerca Navidad. Es la época dorada del año de las compras. Se compra todo, la felicidad, las sonrisas, la compañía, los amigos… adoptafelicidad_laperroverde.jpg

…y también los animales. No estoy a favor ni en contra de la compra de animales, aunque se me ponen  los pelos de punta al saber cuánto dinero se mueve por tráfico de animales sólo en España (mira aquí). De lo que sí que estoy en contra es de su abandono (mira aquí).

protanewdogwitcher

 

Oigo a algunas madres en la salida del colegio que prometen comprar un perrito de regalo para estas navidades. Son las mismas madres que usan y tiran sin control. O compran y, sin usar, tiran. No compran un perrito, compran un peluche. De esos que, cuando molestan tiran a la basura. De las que te explican que prefieren comprar un animal de raza (???) y cachorrito porque “Es que son más monos, Tesoro” (literalmente). Me dan arcadas.

Según mi parecer, es un gesto generoso el ir a adoptar a un animal a la protectora. Un animal viejecito, o tuerto, o nervioso, o que lleva seis años encerrado. Por que a los amigos no se les escoge por la edad o raza (que asco de palabra). Y un animal adoptado es un gran amigo. Os lo aseguro.

50 aniversario de Star Trek

Este año la famosa franquicia Star Trek hace los cincuenta años de su primera emisión. Y yo no he podido resistirme a hacer una imagen dedicada a la serie. Pero he querido alejarme de los personajes en sí para dar mucho valor a aquello que Star Trek nos ha dejado y es un mundo nuevo donde llevar nuestra imaginación.

star-trek-laperroverde

Nosotros ya jugamos en nuestra infancia con nuevos mundos que descubrir y ahora lo hacen nuestros hijos. Eso es emocionante.

Además, como me emociona cualquier forma de expresión artística que proyecte imaginación e ilusión, me esfuerzo en fomentar la experiencia imaginativa a mis hijos de mil maneras diferentes. Creo que así les doy herramientas útiles con las que podrán conquistar pedacitos de futuro y re-conquistar episodios del pasado. Siento especial cariño por Star Trek pues también nos amplía horizontes, dado que difícilmente pensamos más allá de nuestro contexto local (difícilmente llegamos al plano terrestre).

Y es que llegamos allí donde nos imaginamos que somos y estamos.