No sin música

Ya sé que alguna vez ya lo he dicho, hago un dibujo cada día desde hace ya hace casi ocho años. Me sirve como ejercicio diario y me gusta dibujar si tener que seguir ningún criterio, siguiendo el instinto. Lo que salga. Es un dibujo libre (totalmente) y esa libertad me proporciona los mejores momentos de placer delante de un papel en blanco.

Pasan los horas y fluyo. Realmente. Y por el término “fluir” me refiero a esa fluidez de consciencia de la que habla M. Csíkszentmihályi, en la que me siento totalmente libre para expresar lo que necesito, un vómito incontrolable de líneas que tanto necesito echar de mi cuerpo y que no sé expresar con palabras si no con dibujos.

Y ese flujo se acelera infinitamente más si le añado música. Se parece al hecho de que, para querer llegar a un destino se coja un tren de rápida velocidad. Pues yo me subo a la música y me traslada a mi mundo, en ese que las cosas salen como yo quiero y que tan a gusto estoy.

nits de classica.jpg

A veces, en mi cuaderno, salen cosas como esta. Se ha usado la portada del programa de Nits de Clàssica festival de música clásica que se celebra en verano en la ciudad de Girona y el dibujo está inspirado en una fotografía de Aaron Pilsan, un pianista que toca como los ángeles y que me ayuda a transportarme a ese mundo donde tanto tiempo vivo.

También debo decir que no todos los dibujos son suaves y amables si no que hay muchísimos que son feos y desagradables, según el momento y la necesidad de vomitarlos. Eso es lo que tiene la libertad de expresar sobre el papel mi mundo, a veces dulce y a veces asqueroso.

Anuncios

Autorretrato

Una vez me dijeron que no debemos aferrarnos a lo que creemos que hemos sido. La Patricia (yo) de hace 20 años no es la que es ahora. Tenemos que renovarnos y no dejar que esas etiquetas antiguas nos definan. Eso me permitió ver y notar que es mucho más fácil el cambio si so te aferras a lo que crees que eres.

Refuerzo las cosas que soy, las que me gusta ser e intento eliminar los lastres que me impiden avanzar.autolap

Refuerzo las cosas que soy, las que me gusta ser e intento eliminar los lastres que me impiden avanzar. Lo que fui en un pasado no es lo que soy ahora.

Santa Fe De Luxe Railroad

Encontré una imagen en un libro (este) sobre publicidad en USA a principios de siglo XX. Me encantó  una imagen, en blanco y negro, de una india que servía para hacer publicidad a la línea ferroviaria de los ferrocarriles de Santa Fe que iba desde Chicago a California.

railroad

railroad_santafedeluxe
Imagen original por W.J.BLACK (1911)

No es que tenga debilidad por los trenes ni por viajar en ellos, pero la imagen original me llegó profundamente, esa mirada de la mujer nativa mirando a cámara con esa pose tan forzada y tan poco cómoda, quizás hasta las narices del interés del fotógrafo por hacerle una fotografía que sirviera de publicidad para la compañía, o hasta las mismísimas narices de ser en este caso tratada como animal de feria para atraer visitantes a la tierra donde habían vivido ella y su familia. Me gusta lo que transmite esta imagen.

Para saber un poquito más sobre el tema he leído algunos artículos de esta web y en esta podéis encontrar la sociedad histórica sobre esa línea de trenes.

 

 

 

Melusina

Arrossegada a les profunditats, la dona amb cua de peix ha transformat les deslleialtats dels homes en peixos. I ara viu envoltada d’aquests.mermay2018.jpg

 

Com la fada Melusina, que va creure en allò que li volien fer creure. Amb aquella ingenuïtat de qui neda per aigües per les quals no ha nedat mai abans. Envoltada per aquella falsa sensació de seguretat de qui creu que emprèn camí en el seu hàbitat natural.

I quin n’és el resultat, ara? Només planys llefiscosos, d’una cosa híbrida, que vol i dol. Vol el seu humà que camina, mentre dol per nedar lliure.

Però tot això dins de l’oceà passa desapercebut. Què son les llàgrimes d’una simple sirena enmig de tant?

Text: Marta Escartín Martín


Aconsejo leer el texto escuchando la obra de Felix Mendelssohn The Fair Melusina op.32.

 

Rigolette cherchant à se distraire en l’absence de Germain. Joseph Désiré Court

El otro día, mi suegro me regaló un superlibro sobre el Romanticismo (este) -gràcies Josep!- yo que soy muy medieval, el romanticismo me queda muy lejos y cada página fue casi un bomboncito para saborear. En todo el libro aparece un par de mujeres pintoras. Pero cuando llegué a la obra de J.D. Court, de Rigolette, mi imaginación empezó a volar.

laperroverde.jpg eslaperroverde.jpg

En un momento en que las mujeres sólo tenían que esperar, J.D. Court retrata a Rigolette cosiendo para distraerse hasta que llega el hombre, Germain. A la mujer se la consideraba subordinada de padres, hijos y hermanos, aquí, Rigolette espera ser rescatada, como siempre, por un hombre.

Hará un par de años leímos en el club de lectura del pueblo donde vivo, Madame Bobary de Gustave Flaubert. Me encantó. Y me pareció que Emma Bovary era una mujer valiente (mi madre opina que es boba) y con muchas ganas de romper las normas sociales que la rodean. No recuerdo cuándo, hará unos días que leí un texto que me gustó. Os paso el enlace.  Ese es el punto vista que siempre quise que tuviera Mme Bovary, aunque no creo que fuera tan radical.

Con todo esto, recomendaros que os paseéis por la biblioteca buscando algún libro del Romanticismo para disfrutar de sus bellas obras (mejor si vais a un museo, pero la biblioteca cubre esa falta para las personas que no tenemos museos cerca), que os leáis Madame Bovary, de G. Flaubert  y que dibujéis todo lo que tengáis a vuestro alrededor.

 

8 de març

Tot és en masculí. De nosaltres depen convertir-lo en femení

per Maria Gràcia Morillas
Dona i Igualtat. FSC-CCOO Sector Generalitat

En un mon com el que vivim, la primera que ha de pendre consciència que el poder el te la dona, és la pròpia dona.

8marzo_laperroverde.jpg

El rol masclista en el que ens han educat ens limita per arribar a ser lliures. Ens sentim culpables per no complir les obligacions que ens imposa la maternitat, la casa, el marit,… Aquest sentiment és inculcat i l’hem ingressat en la nostra vida com si formés part de nosaltres mateixes. També patim l’estrés que provoca la càrrega de la doble presència ( tenir els pensaments a diferents llocs a l’hora, casa, fill, feina). Cal treballar la comunicació oral per fer-nos més visible a traves de la paraula, i  ho podrem canviar mitjançant una bona educació igualitària entre homes i dones, i d’aquesta manera  trencar amb la societat patriarcal em la que estem immerses.

I es que aquests rols masclistes els tenim molt marcats. S’han creat lleis per evitar aquesta justícia social que crea la desigualtat de gènere, però aquestes bones intencions només estan sobre paper,  perquè continuen havent bretxes salarials (en la majoria de casos, els homes cobren més que les dones), sostres de vidre (els alts càrrecs i les cúpules de poder estan cobertes per homes) i a l’hora topem amb les feines més indispensable i a l’hora meins valorades, com la cura de la gent gran, del malalts, les neteja etc.

No oblidem que som molt afortunades per què vivim en un espai confortable amb la responsabilitat de canviar el mon d’aquelles dones que no el poden canviar des dels seus llocs no tant afortunats.

Però ja hem dit prou. Ara és moment de canviar les coses.

Sobre la justicia

La sensación pública sobre la confianza que tenemos los españoles en la Justicia en nuestro país ha bajado hasta límites insospechados. No creemos que la justicia sea justa en España. Como ejemplo tenemos a muchos jueces anticorrupción corruptos que no dejan sus puestos en los que se han acomodado tanto. O no necesariamente son independientes en su opinión política, cosa que prohíbe explícitamente la Constitución española en el artículo 127 o 159.4 si se trata en miembros del Tribunal Constitucional.

Eso nos supone a los ciudadanos una rabia contra ese poder del estado. La Justicia no es justa. Porque está impartida por personas y las personas tienen un sentimiento y una opinión. No podemos ser del todo justas. Y eso me lleva a un odio contra esa institución. No creo en ella (ni en el poder legislativo ni en el ejecutivo). Mi pesimismo encarado a la política en mi país hace que me den arcadas cuando se aborda cualquier tema político.

justicia.jpg

Ha quedado claro que no creo en la justicia de los hombres y mujeres. Pues tampoco creo en el Kharma. No creo en absoluto en una Justicia Universal natural. No por ser tú una buena persona vas a atraer cosas buenas a tu vida. Sí que creo que, al ser una buena persona, puedas estar contenta contigo misma y tranquila por hacer el bien a la gente que te rodea. La prima Oliva siempre dice “Haz bien y no mires a quién”. Pues ese postulado me gusta, a pesar que no espero con ello que la vida me responda trayéndome el bien de nosedónde.

Y por último, tengo un hijo preadolescente. La frase “¡No es justo!” se oye cada día en mi casa.

Navegando un día por internet, no sé dónde encontré la frase de la ilustración. Decía que era de Bruce Lee, aunque he estado buscando y no he encontrado la referencia que lo justifique. Mi hermana, que es muy sabia, me ha dicho que, o es de Bruce Lee o de Churchill, porque casi todas las citas o son de uno o de otro. Pues ahí va, de Bruce Lee.

CONCLUSIÓN: La justicia no es justa en ninguna de sus caras. ¿Qué opinas tú?