No sin música

Ya sé que alguna vez ya lo he dicho, hago un dibujo cada día desde hace ya hace casi ocho años. Me sirve como ejercicio diario y me gusta dibujar si tener que seguir ningún criterio, siguiendo el instinto. Lo que salga. Es un dibujo libre (totalmente) y esa libertad me proporciona los mejores momentos de placer delante de un papel en blanco.

Pasan los horas y fluyo. Realmente. Y por el término “fluir” me refiero a esa fluidez de consciencia de la que habla M. Csíkszentmihályi, en la que me siento totalmente libre para expresar lo que necesito, un vómito incontrolable de líneas que tanto necesito echar de mi cuerpo y que no sé expresar con palabras si no con dibujos.

Y ese flujo se acelera infinitamente más si le añado música. Se parece al hecho de que, para querer llegar a un destino se coja un tren de rápida velocidad. Pues yo me subo a la música y me traslada a mi mundo, en ese que las cosas salen como yo quiero y que tan a gusto estoy.

nits de classica.jpg

A veces, en mi cuaderno, salen cosas como esta. Se ha usado la portada del programa de Nits de Clàssica festival de música clásica que se celebra en verano en la ciudad de Girona y el dibujo está inspirado en una fotografía de Aaron Pilsan, un pianista que toca como los ángeles y que me ayuda a transportarme a ese mundo donde tanto tiempo vivo.

También debo decir que no todos los dibujos son suaves y amables si no que hay muchísimos que son feos y desagradables, según el momento y la necesidad de vomitarlos. Eso es lo que tiene la libertad de expresar sobre el papel mi mundo, a veces dulce y a veces asqueroso.

Anuncios

Autorretrato

Una vez me dijeron que no debemos aferrarnos a lo que creemos que hemos sido. La Patricia (yo) de hace 20 años no es la que es ahora. Tenemos que renovarnos y no dejar que esas etiquetas antiguas nos definan. Eso me permitió ver y notar que es mucho más fácil el cambio si so te aferras a lo que crees que eres.

Refuerzo las cosas que soy, las que me gusta ser e intento eliminar los lastres que me impiden avanzar.autolap

Refuerzo las cosas que soy, las que me gusta ser e intento eliminar los lastres que me impiden avanzar. Lo que fui en un pasado no es lo que soy ahora.

Melusina

Arrossegada a les profunditats, la dona amb cua de peix ha transformat les deslleialtats dels homes en peixos. I ara viu envoltada d’aquests.mermay2018.jpg

 

Com la fada Melusina, que va creure en allò que li volien fer creure. Amb aquella ingenuïtat de qui neda per aigües per les quals no ha nedat mai abans. Envoltada per aquella falsa sensació de seguretat de qui creu que emprèn camí en el seu hàbitat natural.

I quin n’és el resultat, ara? Només planys llefiscosos, d’una cosa híbrida, que vol i dol. Vol el seu humà que camina, mentre dol per nedar lliure.

Però tot això dins de l’oceà passa desapercebut. Què son les llàgrimes d’una simple sirena enmig de tant?

Text: Marta Escartín Martín


Aconsejo leer el texto escuchando la obra de Felix Mendelssohn The Fair Melusina op.32.

 

Rigolette cherchant à se distraire en l’absence de Germain. Joseph Désiré Court

El otro día, mi suegro me regaló un superlibro sobre el Romanticismo (este) -gràcies Josep!- yo que soy muy medieval, el romanticismo me queda muy lejos y cada página fue casi un bomboncito para saborear. En todo el libro aparece un par de mujeres pintoras. Pero cuando llegué a la obra de J.D. Court, de Rigolette, mi imaginación empezó a volar.

laperroverde.jpg eslaperroverde.jpg

En un momento en que las mujeres sólo tenían que esperar, J.D. Court retrata a Rigolette cosiendo para distraerse hasta que llega el hombre, Germain. A la mujer se la consideraba subordinada de padres, hijos y hermanos, aquí, Rigolette espera ser rescatada, como siempre, por un hombre.

Hará un par de años leímos en el club de lectura del pueblo donde vivo, Madame Bobary de Gustave Flaubert. Me encantó. Y me pareció que Emma Bovary era una mujer valiente (mi madre opina que es boba) y con muchas ganas de romper las normas sociales que la rodean. No recuerdo cuándo, hará unos días que leí un texto que me gustó. Os paso el enlace.  Ese es el punto vista que siempre quise que tuviera Mme Bovary, aunque no creo que fuera tan radical.

Con todo esto, recomendaros que os paseéis por la biblioteca buscando algún libro del Romanticismo para disfrutar de sus bellas obras (mejor si vais a un museo, pero la biblioteca cubre esa falta para las personas que no tenemos museos cerca), que os leáis Madame Bovary, de G. Flaubert  y que dibujéis todo lo que tengáis a vuestro alrededor.

 

Navidad 2017

Nadie me dijo cuando tuve gatos que poner un árbol de navidad con decoraciones colgantes podía ser muy peligroso.

laperroverde_cat_christmas17.jpg

Desde hace años sólo ponemos el árbol con decoraciones para que los gatos jueguen. Creo que debe de ser la época más feliz del año para ellos.

Ale, ¡Feliz Navidad a todos!

(Recordad que si queréis compartir esta imagen podéis hacerlo, siempre que nombréis el origen y la autoría de esta. Gracias.)

No hace falta ser dos para ser dos.

twins_laperroverde

Todos deseamos brillar. Enseñarle al mundo que no tenemos aristas. Pero esta apariencia es tan frágil, que nos volvemos exageradamente sinceros en cuanto apagamos la pantalla. Se acaban los aplausos. Se acaba el teatro y aparecen las sombras. Te miras en el reflejo de esa pantalla apagada, y aparece tu peor versión. La que no muestras al mundo, pero que te persigue, por mucho que te vayas a la cama, cierres los ojos y pienses que tu conciencia está limpia y tranquila. Porque no lo está. Vamos haciendo daño por el mundo, con nuestras caras de ángeles y nuestra cola de demonio. Y ahí está la gracia, en el equilibrio. En aceptar que nuestras dobleces hacen bien y hacen mal. Hacen reír y hacen llorar a los que nos rodean. Y que cuando finges y subes tu mejor fotografía, solo estás engordando esa sangre oscura que sigue corriendo, con ritmo sincopado pero constante, por venas y corazones bifurcados. El poder de la dualidad, si lo aceptamos sin reservas, se vuelve natural. Hasta relajante. Parte de esa normalidad tan necesaria

TEXTO: MARTA ESCARTÍN MARTÍN