Éste no es un mensaje feliz (primer aviso)

Quiero verte lejos,
aléjate, vete.
Huye, tropiézate,
pínchate, dáñate,
sangra.
Sal de aquí
para siempre.
Conoce gente,
confía, quiere
y que te fallen.
Vete lejos,
pero sobretodo,
vete a la mierda

                                                                                                                    poema: Adrià Ariza

vete-a-la-mierda

 

Reivindicamos nuestro derecho a no ser complacientes ni darle a amigos y enemigos bonitos deseos, bajo cualquier circunstancia.

Estamos hartos de tazas felices. Cansados de agendas que nos obligan a ser más reflexivos y optimistas. Incluso algunos de nosotros odiamos los tíquets regalo con abracitos, besitos y cenitas románticas en casa.

Os avisamos, somos muchos y estamos hasta los mismísimos de vuestra filosofía barata rebozada de Prozac. No os sorprendáis si algún día de repente veis venir una horda de personas francamente cabreadas gritando, literalmente, que os vayáis a la mierda.

 

Anuncios

Cables

Pedro siempre anda haciendo de las suyas. Un día perecerá tristemente electrocutado entre millones de cables pelados y cacas de paloma. La última vez lo encontré cerca de casa, subido a la pared del ayuntamiento. Miré alrededor. pero fui incapaz de encontrar la escalera por la que se había subido, y la tubería más cercana parecía realmente endeble. 

 

Hay quien le llama Pedropaloma, Pedropluma o Pedroalambre. A menudo se ve a su mamá buscándole por todo el pueblo, mirando hacia los tejados y gritando que tiene la cena lista en casa. Y es que Pedropaloma, como me gusta a mí llamarle, es un pajarito pequeño encerrado en el cuerpo de un niño adulto.